SUSCRIBIRSE

APÓSTROFE

¿Conocías la cara del que inventó las caritas?

POR Andrés “Pirin” Maino

 Scott Fahlman es el inventor de los emoticones: el nuevo lenguaje universal. Conoce aquí su historia

Hoy, el tema es un signo de puntuación: el apóstrofo. En general, se utiliza el apóstrofo para simplificar la escritura o la fonética de una palabra o un conjunto de palabras. No sabemos quién lo inventó pero está presente en la mayoría de los alfabetos latinos y en lenguas tan diversas como el hebreo, el árabe o el chino mandarín.

Del que sí tenemos noticias es de Scott Fahlman. El inventor de los emoticones. Aunque muy pocos conocen la cara del creador de las caritas. Scott es un profesor de la Universidad Carnegie Mellon, que allá por 1982 intercambiaba mensajes online y discutía temas con otros profesores y estudiantes en primitivos tableros y paneles electrónicos.

Foto vía: narrative.ly

Pero esas líneas no aportaban ninguna información sobre la intención o el tono del mensaje. Dicho en otros términos, no sabían cuándo escribían en serio y cuándo estaban bromeando. Entonces, al profesor Fahlman, se le ocurrió cerrar su mensaje con la secuencia “dos puntos, signo menos y paréntesis que cierra” : -) El primer emoticón fue una broma.

La Cara Sonriente fue el Adán que Scott Fahlman creó. La evolución fue sumando ojos, boca, color de piel, manos, símbolos. La última generación incorporó el movimiento y la personalización, como los emojis de Justin Bieber o Neymar Jr.

Foto vía: tecreview.itesm.mx

Las redes sociales extendieron su alcance y los convirtieron en un género literario que ya publicó su versión de La Biblia.

Foto vía: upgruv.com

Daniel Brill es un redactor de la agencia Droga5 de Brooklyn que inventó el emojinalysis. Uno le envía una captura de pantalla con los emojis que utiliza con frecuencia y este “analista” nos devuelve una interpretación de lo que ve. La broma de Scott Fahlman ha llegado muy lejos.

Foto vía: emojinalysis.tumblr.com

Lo cierto es que los emoticones son el nuevo lenguaje universal. Se incorporaron a la redacción y simplificaron la comunicación. Mucho más que el apóstrofo.

Así de simple. 

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS