SUSCRIBIRSE

ARTE

“Me hice artista para no matarme”.

POR Redacción

Carlos Regazzoni fue un escultor y pintor argentino que nació en Comodoro Rivadavia, Chubut, en el año 1943. Especializado en la técnica de recuperación de chatarra con fines artísticos, vivió hasta su fallecimiento en un atellier emplazado en las vías del tren en el Barrio de Retiro, Bs As. Regazzoni estaba de lo más bien. Los que estamos locos somos nosotros.

 

Antonio Banderas y Madonna fueron algunos de sus clientes más famosos. Meses atrás, Regazzoni nos abrió hace un tiempo las puertas de su atellier y compartió con nosotros sus experiencias y sus ideas en una entrevista tan valiosa como cada una de sus geniales creaciones.

En la entrevista Regazzoni nos contaba: “Yo le decía una vez a un muchacho, yo veo a la gente como cucarachas. Yo estoy sentado arriba del obelisco y veo a todos como cucarachas y no me molestaría bajarme y pisarlos como perros, como cucarachas. Se me enojaron todos. Ahora, si vos no querés ser cucaracha, subí, vení conmigo. Primero tenés que desarmarte para volver a armarte, como Pinocho, después tener algo que decir y también saber cómo hacerlo y después tener mucho tesón”.

Y agregó: “Las virtudes son inherentes a las cosas. Todos somos hijos de Dios, todos tenemos el mismo potencial, hay quienes lo desarrollan y quienes no pueden desarrollarlo. Hay gente que se niega, hay generaciones de verduleros, porque al padre le fue bien, al hijo le metió una verdulería.”

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS