SUSCRIBIRSE

ASUNCIÓN

El hombre que unirá a Latinoamérica como no pudieron San Martín y Bolívar.

POR Editorial

Debajo de ese sui generis capilar, dentro de la cabeza del flamante Presidente de los Estados Unidos de América, se encuentra el verdadero dilema, el universo indescifrable. ¿Patriota o espía? ¿Depravado o perverso? ¿Va por el bronce o por todo el oro? ¿Es capaz de iniciar la Tercera Guerra Mundial? ¿Es capaz? ¿Es o se hace?

Foto vía: newsweek.com

“Incertidumbre” es la palabra que más se repite en los medios de comunicación de todo el mundo para pronosticar los próximos movimientos del 45º presidente norteamericano. Dentro de tantas dudas, Trump no tiene reparo en ostentar sus certezas. A Donald no le caen en gracia los chinos ni los latinos. Por una cuestión de proximidad, el rechazo que irradia impacta primero en los vecinos mexicanos. Prometió un muro para aislar esa mala vibra que viene del sur. Para evitar la entrada de “personas que hacen mucho daño”, sean trabajadores o delincuentes.

Foto vía: businessinsider.de

Cuando se entere que la etnia latina se extiende hasta el Cabo de Hornos e incluye a unos 20 países, el odio va a ser continental. La industria del futuro será la fabricación de ladrillos para rodearnos con una pared de 18 mil kilómetros. Los chinos podrían haber contestado con aquel viejo axioma que afirma que “si todos los chinos se ponen de acuerdo y saltan al mismo tiempo pueden provocar un terremoto en California”. Pero los funcionarios de Beijing ya no creen tanto en los proverbios y directamente le avisaron que se prepare para un enfrentamiento armado.

Foto vía: vivelohoy.com

¿Y por casa cómo andamos? Nosotros no somos 1300 millones como los chinos pero somos más de 625 millones de latinoamericanos. Un subcontinente con una población equivalente a la mitad de China no es poca cosa. Pero nunca nos pensamos de esa manera. Estamos ante la oportunidad de dar un salto. Pero, por primera vez, tenemos que saltar todos y al mismo tiempo. No digamos un terremoto en California pero a lo mejor nos alcance para una buena sacudida en la 5ta Avenida, y en los centros económicos de todo el mundo. ¡¡Ey, acá estamos!! ¡¡Los latinoamericanos!!.

Foto vía: tuwenba.com

La ironía parece reemplazar a la utopía. En una de esas Donald Trump  logre lo que no pudieron San Martín y Bolívar. La unión política del siglo XIX, la Patria Grande, no fue posible por los conflictos internos, por el predominio de los intereses locales sobre los regionales. La unión económica del siglo XX naufragó por incoherencias, corrupción, y mezquindades políticas.

Foto vía: straitstimes.com

La reunión latinoamericana quizás se concrete no por una decisión, sino de una adversidad . No será el amor el que nos una, sino el espanto. Será quizás, la ocasión para reconocernos. Para confiar en nuestro talento y construir con los que estamos y lo que somos. Para crear nuestras multinacionales, para compartir con el mundo nuestras miradas, nuestras culturas, nuestra manera de hacer las cosas. A partir de hoy tenemos 4 años para empezar a intentarlo.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS