SUSCRIBIRSE

ENTREPRENEUR

Lo único que no puede resumirse en 140 caracteres, es la historia de Twitter.

POR Redacción

El 21 de Marzo de 2006, Jack Dorsey lanzó al mundo el primer Tweet: “inviting coworkers” y así nació el servicio gratuito de microblogging que cambiaría la forma de comunicarse de todo un planeta.

Sin embargo, su historia es sumamente compleja. Con una trama repleta de envidias, digna de una serie de espionaje.

Cuenta la leyenda (y el periodista estadounidense Nick Bilton, quien escribió un libro sobre la historia de Twitter) que en el centro del South Park, hay una zona de juegos con toboganes, escaleras y postes de bombero, todos marcados y gastados, conectados por pilares marrones sucios.

Foto vía: pixel.nymag.com

Para muchos en Silicon Valley, estos juegos son tierra santa ya que fue aquí, un día ventoso de 2006, que Jack Dorsey compró burritos con dos compañeros de trabajo, se trepó a un tobogán y presentó su idea para un servicio de Internet que permitiría a los usuarios actualizar su estado y comentar lo que estaban haciendo.

Foto vía: ilounge.com

Pero la historia oficial cuenta que Twitter nació gracias al fracaso de una compañía de Podcasts llamada Odeo comandada por Evan Williamsy Noah Glass, quienes contrataron a Jack Dorsey y luego sumaron a Biz Stone (un amigo de Williams de los tiempos de Blogger). La historia oficial confirma que cuando iTunes decidió sumar música a su tienda fue el fin de Odeo, que pasó a significar poco menos que nada el mismo día del anuncio. Así que todo el equipo se abocó a buscar rápidamente nuevas ideas que suplantaran a esta compañía destruída, sobre todo, emocionalmente.

En febrero de 2006, Noah Glass, Jack Dorsey y un desarrollador de origen alemán llamado Florian Webber presentaron el concepto al resto de la compañía. Todos coinciden que Dorsey fue quien tuvo la idea original, sin embargo, quien trabajó y presionó rayando la obsesión para que el proyecto se realizara y saliera adelante fue Noah Glass (foto abajo). Aunque la historia de Twitter descarta a Glass como uno de los fundadores.

Foto vía: diario.latercera.com

Una vez iniciado el proyecto probaron varios nombres. El nombre original durante un tiempo fue “Status” (Stat.us), pasando por twitch, a causa del tipo de vibraciones de los teléfonos, pero se quedaron con Twitter. Que en palabras de Dorsey era perfecta, y la definición era “una corta ráfaga de información intrascendente”, el “pio de un pájaro”, que en inglés es twitt. Aun cuando Noah Glass fue el que lo creó, buscando en el diccionario palabra por palabra.

El éxito inicial de Twitter radicó en el desafío. Por esa necesidad implacable que tenemos de resumir un pensamiento genial en 140 caracteres, lo que obliga a pensarlo bien, escribir y reescribir hasta llegar a la frase exacta. Con el tiempo, esta práctica se hizo común, por lo tanto el desafío dió paso al verdadero negocio de Twitter: la vanidad. Cuanto más followers, más retuits, más favs, mayor es el reconocimiento social. Si no pregúntenle a las empresas dedicadas a incrementar las 3 variables para acelerar el proceso, o bien a políticos y artistas necesitados de afecto.

Foto vía: linda-nieuws.nl

El 30 de abril del 2009, Twitter hizo oficial un cambio en su barra de búsquedas con el fin de fomentar aquello que originaba más conversación. Por lo tanto, los temas que más se repetían entre los cientos de miles de Tweets, accedían a una categoría mayor donde todos los usuarios seguían los temas más candentes. Y así nacieron los Trending TopicsEl otro cementerio de los egos, donde influenciadores compiten a ver quién logra marcar tendencia o empresas pagan fortunas en formato “promoted”

Otra de las claves de Twitter fue la inclusión del Hashtag, una etiqueta que bajo el símbolo de hash(#) seguida de una o varias palabras concatenadas, permitió que los usuarios lleguen de manera más rápida y organizada a temas variados. Hay miles de ejemplos de TT y Hashtags exitosos, pero uno de esos se destacó del resto, por la locura que generó: si el vestido era dorado o azul. La nada misma convertida en un evento global.

Foto vía: baysidejournal.com

Quizá lo más difícil de explicar para aquellos que no usan Twitter, es el fenómeno que generó esta red social donde uno puede seguir a famosos, pero también a desconocidos que se transformaron de la noche a la mañana en estrellas (Twittstars).

El concepto “fake” se popularizó tanto en la red, que hoy encontramos a perfiles virtuales manejados en las sombras por personas de carne y hueso, con cientos de miles de seguidores. El ejemplo de la Dra Alcira Pignata en Argentina, es un caso de estudio. Con más de 200 mil followers fanatizados, logra influir en el humor político del país con sus comentarios anti kirchneristas y anti peronistas.

De la misma manera que se puede interactuar con periodistas, cantantes, actores, directores de cine o escritores, a los que la gente común y corriente no hubiera podido acceder si no fuera por el fenómeno que genera esta red. Ni que hablar de los políticos, que la utilizan como un arma de venta de sus ideas y a veces como un escudo para atajar los insultos de los votantes. A Barack Obama le fue bien: en el primer día con cuenta personal sumó más de 2 millones de seguidores.

Por eso Twitter pasó de ser una herramienta en auge, a un elemento primordial con el que muchos comienzan su día. Se trata de un lugar donde surgieron revueltas sociales o movimientos por la paz, condenas a funcionarios públicos y mensajes de amor. 140 caracteres sin intermediarios, donde todos podemos ofrecer nuestro punto de vista.

Si bien Twitter no fue el primer sitio para compartir el estado de los usuarios online, seguro fue el más afortunado. Cuando en 2009 se sumó Ashton Kutcher, el servicio dio un giro permanente hacia Hollywood. Pronto vino Justin Bieber, la reina Rania de Jordania y, eventualmente, líderes mundiales tan diversos como el Papa Francisco y el Dalai Lama.

Twitter tardó 3 años, 2 meses y 1 día en conseguir su tweet mil millones. Tiene más de 500 millones de usuarios en todo el mundo que interactúan diariamente, De ahí se desprende que el promedio actual de tweets al día es de 65 millones. Actualmente, el promedio de cuentas nuevas al día es de 460.000.

Foto vía: bloggueros.es

La ballena que aparece cuando el servicio está saturado es obra de Yiying Lu. Twitter llegó al castellano el 30 de abril del 2009. Está disponible en las siguientes lenguas: Alemán, Árabe, Catalán, Checo, Chino, Coreano, Danés, Euskera, Filipino, Finés, Francés, Gallego, Griego, Hebreo, Hindi, Holandés, Húngaro, Indonesio, Inglés, Japonés, Malayo, Noruego, Persa, Polaco, Portugués, Ruso, Sueco, Ucraniano, Urdu, Tailandés y Turco.

140 caracteres que cambiaron el mundo en menos de 10 años.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS