SUSCRIBIRSE

FASHION

De la musculosa y los pantalones cortos a la alta costura en 9,58 s.

POR Andrés “Pirin” Maino

La tradicional pista de atletismo donde desfilan históricamente las delegaciones, fue reemplazada por una larga pasarela. Cada país confió en un diseñador top la confección de los trajes con los que desfilaron sus atletas, quienes se transformaron en modelos de alta costura durante una noche. Argentina se puso en las manos de Giesso. El team norteamericano en las de Ralph Lauren. Los anfitriones lucieron C&A. Francia como siempre confió en Lacoste, Italia en Armani, el Reino Unido apostó al estilo rupturista de Stella McCartney y la gran sorpresa fue la delegación cubana luciendo los diseños de Louboutin. La otra revolución.

La voz del estadio Maracaná presentaba con emoción a cada una de las delegaciones: Armani !!, Ralph Lauren !!, Lacoste !!. Los diseñadores imaginaban su nombre resonando en todos los rincones del Estadio Olímpico, aunque en verdad se escuchaba: Estados Unidos !!, Gran Bretaña !!, Italia !!. La confusión también era visual. La tradicional pista de atletismo por donde desfilaban históricamente las delegaciones fue reemplazada por una larga pasarela.

Foto vía: galeri.uludagsozluk.com

Por primera vez los representantes de la mayoría de los países que participan de la cita olímpica pusieron especial interés en la moda. Y los atletas son ahora modelos, en sentido amplio.

Foto vía: citylife.si

Cada país confió a diseñadores y marcas la confección de los trajes con los que desfilaron detrás de su bandera. La delegación argentina vistió un look inédito, abandonó los equipos de gimnasia y contrató a Giesso para vestirse de punta en blanco y con algunos guiños a la bandera nacional. El team norteamericano volvió a confiar en Ralph Lauren, aunque esta vez el modelo provocó mucha polémica por los pantalones blancos que transparentaban demasiado o una remera de jersey con los colores patrios estadounidenses que, con la chaqueta abrochada, se parecía a la bandera de Rusia.

Foto vía: exame.abril.com.br

Los anfitriones lucieron unos uniformes de C&A. La marca nacida en 1881 en los Países Bajos crearon unas piezas inspiradas en la naturaleza y la diversidad de Brasil. Los colores verde, azul y amarillo de la bandera se combinaron con unas impresiones de aves y flores tropicales. Lacoste es sinónimo de Francia y no defraudó en la cita olímpica con la sobriedad y la elegancia que la caracteriza. Armani era otra fija para vestir a su equipo nacional y para representar el bien ganado prestigio italiano en moda y diseño.

Foto vía: sportfair.it

La diseñadora Stella McCartney trabajó en colaboración con Adidas para crear el uniforme británico. La hija de Sir Paul explicó que “la idea era contrastar la tradición británica con una actitud moderna. Para eso se diseñó un nuevo escudo de armas con la tradicional Union Flag como símbolo unificador entre los diferentes deportes, incluyendo referencias a las cuatro naciones que componen el Reino Unido (Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte)”.

Foto vía: vanityfair.mx

La nueva y abierta Cuba no pudo resistirse al orden mundial que impone la moda y los elegantes uniformes rojos y blancos diseñados por Louboutin fueron la gran sorpresa de la noche. Como todo desfile, la pasada más importante se reservó a la modelo más prestigiosa. Y en Rio 2016 el honor le tocó a la brasileña Gisele Bundchen. Esta sensual “Garota de Ipanema” desplegó toda su belleza en la que fue su despedida de las pasarelas y en el desfile más grande del mundo.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS