SUSCRIBIRSE

FASHION

La Fórmula 1 de los desfiles.

POR Daniel Villalobos

Foto vía: liberty-jeep.info

Si viajáramos como Tony y Douglas en el túnel del tiempo y nos ubicáramos en 1943, veríamos a una Francia invadida por los nazis. Por supuesto, no era una buena idea hacer turismo y pasear por Champs Elysées en aquel momento. Los diseñadores no podían viajar a París, los estudios de moda europea cerraron y París perdió temporalmente su influencia en el mundo de la moda.

Foto vía: washingtonpost.com

Aprovechando esto y viendo que el negocio de la moda seguía avanzando en el resto del mundo, la publicista de modas Eleanor Lambert creó un evento que sacó a los diseñadores americanos de las sombras y ayudó a promoverlos en todo el planeta: el Fashion Week de Nueva York. El show debía continuar.

 

No tardaron en surgir grandes figuras del diseño en los eventos que se fueron replicando en todo el mundo a través de los años. Así fue que un desconocido Oscar de la Renta, apareció un día acompañado por Bill Blass, Anne Klein, Stephen Burrows, Roy Halston Frowick (para muchos el creador de todo). Cada director y su equipo fueron los que llevaron al diseño de modas americano a la pole position.

Foto vía: artfacts.net

Los autos que vemos en las pistas, no podrían andar fácilmente por las calles, lo mismo sucede con las prendas que admiramos en las pasarelas: difícilmente puedan ser usadas a diario. Una marca como Mercedes-Benz, conoce bien de eso. Relacionarse con el mundo de la moda es mantenerse en carrera.

“La pasión por el estilo y un diseño cuidado son el nexo de unión” dicen desde la compañía. De hecho no sorprende la idea unir la moda a los automóviles de lujo, porque hablamos de elegancia, innovación, perfección y el buen gusto a la hora de diseñar.

Foto vía: blogs.20minutos.es

De ahí que Mercedes-Benz apoye desde hace 20 años el mundo de la moda internacional cosa que fue bienvenida por los organizadores, que vieron con muy buenos ojos el aporte que les hace todos los años.

Foto vía: fashionmagazine.it

La MBFW, no tardó en convertirse en la Formula 1 de la moda, una plataforma de talento global que crea vínculos entre las industrias locales e internacionales.

Un verdadero circuito mundial, donde los circuitos son pasarelas por donde desfilan verdaderas máquinas de hacer dinero. Las pistas? Están Nueva York, Berlín, Madrid, Pekín, México, Londres, París, Milán…algo así como más de 30 países. Lo que demuestra, una vez más, que Mercedes lidera la carrera.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS