SUSCRIBIRSE

HEROES

El irlandés que dio el mayor ejemplo de liderazgo de la historia

POR Andrés “Pirin” Maino

El anuncio se publicó en 1914 en el diario británico The Times. Y desde entonces se convirtió en un ejemplo para los directores de recursos humanos de todos los tiempos. El aviso decía:“Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo escaso. Mucho frío. Largos meses en completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso con vida. “ Lo firmaba un tal Ernest Shackleton domiciliado en el 4 de Burlington Street.

fotovia: ernestshackleton.es

A la convocatoria más desalentadora de la historia se presentaron más de 5000 personas. Muchas mujeres, a pesar de que expresamente se pedían hombres. La clave del éxito del anuncio de Shackleton aparecía en la última frase que prometía: “Honor y reconocimiento en caso de éxito”.

fotovia: offgridweb.com

 

Ernest Shackleton era un explorador irlandés que formó parte de la Edad Heroica de la Exploración Antártica. Shackleton se propuso alcanzar “la última gran travesía terrestre” que quedaba por hacer en aquellos tiempos. Cruzar la Antártida de punta a punta pasando por el polo sur.

De los 5000 postulantes eligió a los mejores 27 hombres para su expedición y partió al mando de un barco al que había bautizado “Endurance” (Resistencia) porque el lema de su familia era: “Resistir es vencer”. Pero el barco no resistió. Quedó atrapado entre los hielos del mar del Weddel mucho antes de llegar a la Antártida. No podían esperar que nadie acudiera a su rescate. Nadie iba a acudir. En Europa acababa de estallar la Primera Guerra Mundial. Las crónicas cubrían todos los días los millares de muertos en el frente. ¿Quíen se iba a acordar de 28 desgraciados a la deriva?

fotovia:jotdown.com

 

 

fotovia:elmumdo.es

El explorador español Sebastián Álvaro dice que “en ese momento Ernest Shacketon se dio cuenta de la verdad esencial: si quieres salir vivo de un problema como ese, la condición previa es tener al equipo unido. Y lo hizo dando el ejemplo, reconociendo cuando se equivocaba y siendo el primero a la hora de hacer las tareas”

 

fotovia:literaturadeviajes.com

Shackleton reunió a su gente. Les dijo que el plan de atravesar la Antártida se cancelaba y se comprometió a hacer lo imposible para que todos pudieran regresar con vida a Inglaterra. Comenzaba entonces una de las travesías más impresionantes en la historia de la humanidad. Un año y medio vagaron a la deriva entre bloques de hielo que se daban vuelta y se hundían. Estuvieron a punto de morir muchas veces. Llegaron a duras penas a la Isla Elefante. Pero seguían igual de perdidos. La salvación era pedir ayuda en la estación ballenera de las Islas Georgias del Sur. ¿La distancia? Más de 1500 kilómetros. Shackleton asumió el desafío sabiendo que las probabilidades de llegar eran prácticamente nulas. Junto a otros 5 hombres se embarcaron en una canoa de 6 metros de largo a la que cubrieron con una lona impermeable y así enfrentaron las enormes olas de uno de los mares más peligrosos del planeta.

 

 

laderasur.com

Veinte días tardaron en llegar a las Georgias. Pero faltaba el último esfuerzo. Atravesar toda la isla. Entre glaciares, montañas, grietas y precipicios. Shackleton avanzó junto a los dos compañeros que todavía podían caminar. Finalmente llegó a la estación ballenera y pudo cumplir su promesa de rescatar a toda su gente con vida.


fotovia:lareserva.com

Desde entonces Shackleton se convirtió en un ejemplo obligado en los cursos de liderazgo de todos los tiempos.

 fotovia:alamy.com

En 1922 Ernest Shackleton regresó a las Islas Georgias del Sur pero sufrió un paro cardíaco el día de su llegada. Fue enterrado en el cementerio local. En su tumba sus compañeros grabaron un poema de Robert Browning que dice: “Yo sostengo que un hombre debe luchar hasta el final por el precio en el que ha puesto su vida”

 

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS