SUSCRIBIRSE

HUMOR

Hicieron reir a generaciones y tuvieron que trabajar por un sueldo semanal durante 48 años.

POR Santiago Vernengo

Los protagonistas de los Tres Chiflados fueron Moe Howard (Moises Horwitz), sus hermanos Curly (Jerome Horwitz) y Shemp (Samuel Horwitz), junto a su amigo Larry (Louis Feinberg).

Los tres primeros eran los hijos de Solomon y Jennie Horwitz, una sacrificada familia de inmigrantes judíos de Nueva York, oriundos de la lejana Lituania, en Europa del Este.

Tal vez el duro camino que le tocó vivir a sus padres, fue lo que inspiró a estos genios de la comedia a crear un estilo de humor anárquico, agresivo y cínico, que logró despertar a la deprimida sociedad norteamericana de la década del treinta, rompiendo todas las normas sobre el comportamiento “políticamente correcto”.

Para muchos de sus fans alrededor del mundo, Curly fue el más infantil y natural de todos los chiflados que actuaron junto a Larry y Moe. Sin embargo, Shemp fue un gran favorito del público y prueba de esto es el rating del que gozó la serie mientras él aparecía en escena.

Luego del fallecimiento de ambos, los siguió Joe Besser y por último Joe DeRitta, como “Joe Curly”.

Sin dudas, el período de mayor actividad de los Tres Chiflados fue el comprendido entre 1934 y 1957, cuando protagonizaron 190 cortometrajes de 16 minutos de duración para Columbia Pictures, hasta que fueron despedidos.

Entonces, algo increíble sucedió.

En enero de 1958, el canal de televisión Screem Gems repitió 78 de sus cortos y, con ellos, toda una nueva generación de niños los descubrió, haciéndolos tremendamente populares de nuevo.

Los Tres Chiflados llegaron, incluso, a ser más famosos que lo que lo habían sido jamás, y fueron convocados para actuar en teatro y varios largometrajes.

Los 48 años de permanencia del trío en actividad, se debieron no solamente a su popularidad fundamentada en su humor agresivo y verbal, sino en el lamentable hecho de que, por disposiciones contractuales, los Tres Chiflados no fueron propietarios de su obra, sino empleados a sueldo por semana.

Si, si, como leíste. Casi 50 años haciendo reir al mundo y sólo cobraban un sueldo.

Esta circunstancia los obligó a actuar incansablemente hasta que las enfermedades, la vejez o la muerte los alejaron del cine. Increíblemente, jamás consiguieron la estabilidad económica que se correspondiera con su éxito y su fama.

El 20 de agosto de 1983, por fin se hizo justicia y recibieron su estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood, ante una multitud que aclamó su talento, su permanencia y lealtad con el público.

A pesar de los años, el programa sigue siendo emitido en numerosos países alrededor del mundo y en un sinfín de lenguas y culturas. De ahí la leyenda en la que se han convertido.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS