SUSCRIBIRSE

INTERVIEW

Juan Carlos Gómez de la Torre, apodado “el loco” se hace una entrevista a sí mismo.

POR Redacción

Juan Carlos Gómez de la Torre es, sin duda, uno de los creativos publicitarios más influyentes de Latinoamérica. Con apenas 18 años, creó la campaña de TV más recordada del año en el Perú. Luego vivió un tiempo en Argentina, Brasil y Chile, donde se preparó para lo que vendría: una época intensa en Y&R Lima, casi una vida en Leo Burnett Lima, donde asumió la dirección creativa y lideró una revolución creativa que incluye premios en todo el mundo y el único león de oro en TV que tiene Perú al día de hoy. En 2008 crea su propia agencia, Spectacular Holistic Circus, la cual se destaca nuevamente del resto por su impronta. Esa agencia hoy se llama Circus Grey.

  • Woody Allen no para de filmar. Esto no siempre fue así. Después de estrenar su opera prima como guionista: What´s New Pussycat?, y sufrir mutilaciones a manos de los productores, juró no volver a hacer cine. En esos aciagos días comentó: Los productores nunca comprendieron el guion, ni una sola palabra. Y claro, yo no tenía ni voz ni voto. Sólo con alzar la voz me harían callar o me echarían. Así pues, no me gustó la experiencia y no me gustó la película”. El film tiene varios momentos hilarantes que revelaban la genialidad del Director. Esto hizo que los productores lo busquen para que escriba guiones para ellos. Woody los rechazó cientos de veces. Su representante, cansado y frustrado, lo increpó: “Que mierda tengo que hacer para que escribas una maldita película?”. Allen, con su neurosis característica, tomó un sobre Manila muy grande y dijo: “Yo no voy a escribir ninguna película, a menos que me entreguen en este sobre US$ 2.000.000 de dólares en efectivo y me dejen escribir el guión y dirigir la película y no intervengan para nada durante seis meses. En ese plazo, yo les entregaré en este mismo sobre la película terminada”. Eso fue exactamente lo que pasó. Desde entonces Woody Allen escribe lo que quiere, filma lo que quiere y no para de crear.

  • Hay golpes en la vida, tan fuertes… Yo no sé.Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos, la resaca de todo lo sufrido se empozara en el alma…Yo no sé.
    Son pocos; pero son… Abren zanjas oscuras en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte. Serán tal vez los potros de bárbaros atilas; o los heraldos negros que nos manda la Muerte.
    Son las caídas hondas de los Cristos del alma, de alguna fe adorable que el destino blasfema. Esos golpes sangrientos son las crepitaciones de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.
    Y el hombre… Pobre… pobre! Vuelve los ojos, como cuando por sobre el hombro nos llama una palmada; vuelve los ojos locos, y todo lo vivido se empoza, como un charco de culpa, en la mirada. Hay golpes en la vida, tan fuertes … Yo no sé!
    Los Heraldos Negros, Cesar Vallejo, 1918.

  • A Dalí le gustaba joder. Le fascinaba preparar emboscadas, ponerte trampas y sacarte de cuadro. Un día les escribió a sus amigos surrealistas pidiéndoles con mucha anticipación que asistan a su casa el día 29 de Febrero. Era su deseo comer con todos sus amigos presentes y les imploró con una desesperación inusual en él, a que vinieran. Cuando los invitados fueron llegando, un anfitrión sin cabeza, los hacía pasar a un salón totalmente vacío. En el fondo había una pesada cortina aterciopelada de color rojo cardenal que insinuaba un posible escenario. Al sonar una alarma marcando las doce, las luces se fueron apagando lentamente hasta quedar en una oscuridad muy honda. Al final del túnel virtual se empezó a encender una pequeña luz que dejó ver las cortinas púrpuras y, a la vez, fue descubriendo un escenario de marcado dramatismo teatral. En él había una mesa y Dalí estaba sentado a ella. Durante dos horas sin levantar la mirada fue comiendo el Faisán, bebiendo vino, masticando nueces de Macadámia y eructando con naturalidad. A sus invitados no les dio ni un vaso con agua. Al final, tras lamer la cuchara embadurnada de natilla a manera de felatio, se bajo los pantalones, saco una bacinica debajo de la mesa y se puso a cagar.

  • Tetas de verdad. No me jodan con las siliconas. No hay punto de comparación. Y si son italianas mejor. Siempre me pregunté desde chico porque las tanas son tan pechugonas. Será la pasta, la mozzarella de búfala, o la leche de burra sin pasteurizar que toman desde chiquitas en Sicilia?. Que tetas las de Laura Antonelli, y las de la Loren, Virna Lisi o Claudia Cardinale. La pregunta subyacente, que estoy obligado a responder, es si finalmente pude alguna ves disfrutar de unas tetas así? Y la respuesta mis queridos amigos, es: Sí. Lo hice, una y otra vez, hasta saciarme y volverlo hacer una vez más. Eran dos genuinas tetas bachiches con unos pezones gruesos y bien formados, duritas, generosas… cuanta pasa, cuanta fruta… Mama Mía!

  • Si toman el tren macho de la sierra podrán llegar pasando el Valle del Mantaro a la chacra del poeta de la bilirrubina, más conocido por estos lares como Pito Bazanga, Tarzán de Chocope o el amante de La Bruta. Cuentan los lugareños que sin razón ni motivo aparente cada cierto tiempo exclama con perfecto acento cubano, la frase del legendario José Candelario: “Cosa Ma Grande la Vida Chico!!!!”

  • Oráculo de Juancho. Anuncio: Basados en teorías científicas, biológicas y teológicas, siendo el día 19 de enero del año 2016, estando reunidos en el fin del mundo, en las remotas tierras de Ushuaia, en la Patagonia Argentina, sus hermanos de circus grey queremos hacerles a ustedes y al mundo entero una revelación acerca del origen del universo, de la vida en nuestro planeta y de la verdadera razón de nuestra existencia: “El Big-Bang es un orgasmo de Dios, por lo tanto, Dios es un gran pene, y el universo que lo contiene, una poderosa vagina. Juntos dieron origen a todo lo que existe. El sexo es una manifestación divina, de vida y plenitud. Dios por lo tanto, no es un viejo barbón, es un robusto y bien formado pene que penetró el ovulo del universo para esparcir la sustancia de la vid. La misma sustancia que nos da vida a todos nosotros. Así los templos deben venerar al pene y a la madre vagina, que dejó de ser virgen, para entregarse al Dios-Pene y transformar la nada en el todo. Parece una locura, pero tiene sentido”. Atajaaaaa!

  • No veíamos al Gordo desde hacía varias lunas. La afrodita lo había hechizado. Ricardo siempre fue algo bobalicón pero el día que conoció a Afrodita sufrió una transformación asombrosa. De ayer para hoy se volvió un tipo canchero con un look a lo Al Pacino. Empezó a usar un saco con el cuello de la camisa encima de la solapa y se ponía sus Ray Ban de sol en la noche. Cada siete meses se aparecía en la cuadra para contar sus peripecias amorosas. La lluvia dorada, el beso negro, el punto ñ y demás juegos lujuriosos que describía sin pudor a viva voz. Una vez, pasado de copas, nos confesó que le había dicho a su amada que sería lindo que ella se acostará con cada uno de nosotros.

  • Esa noche Maks soltó esta frase: – Que habrá sido de la vida del gordo? – Esta enchuchado, comentó Pedro, y yo les propuse ir a buscarlo a su casa.  Fuimos. Caminamos desde Bartolomé Ruiz, atravesando el Parque de las Brujas y de ahí subimos por Garcilaso.  De pronto, empezamos a escuchar a lo lejos algo de música y pensamos que había una fiesta. Dudamos por un instante en abandonar pero continuamos nuestra marcha hacia la casa del Gordo. Cada paso que dábamos, la música se escuchaba más fuerte. Al doblar la esquina nos encontramos con un espectáculo absolutamente inimaginable. Ahí estaba el Gordo Ricardo. Había sacado dos parlantes enormes a la calle y los dirigió a la casa de Afrodita, tenía dos cajas de cerveza y estaba completamente beodo de dolor. Sólo se escuchaba la voz de Emanuelle cantando a todo volumen la balada: Todo se Derrumbó.

  • Fuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuáááááááááááááááááá!!! Saco el carácter, saco la fuerza, saco el poder. No importa lo que hagas, no importa lo que realices, lo más importante es dar el extra. Fuuuuáááááááááááá… significa dar el extra. Lo que se proyecta hacia el universo, eso es el Fuá.

  • Ignatius O´Relly, es quizá uno de los personajes más fascinantes de la literatura universal y es protagonista de “La Conjura de los Necios”, una de las novelas más graciosas y originales jamás escritas. Esta obra póstuma creada por John Kennedy Toole, ganadora del Pulitzer, empieza con una cita de Jonathan Swift:  “Cuando un genio aparezca entre ustedes, lo reconocerán por el siguiente signo: Todos los necios se conjuraran contra el”.  Kennedy se suicidó a los 32 años frustrado por el rechazo de los editores a su brillante trabajo. La novela vio la luz gracias al empeño de Thelma Ducoing, su madre. Por años llevó los manuscritos de puerta en puerta y cansada de las constantes negativas decidió acudir donde un escritor. Al ser rechazada una vez más le dijo: “Quémelo todo si quiere pero usted es un escritor y si esta novela tiene valor, el remordimiento lo acompañará hasta su muerte”. Walker Percy entonces abrió el manuscrito con desgano. Él es un prestigioso filósofo y escritor, y leer la obra de un don nadie cadáver no le provoca para nada. Pero Thelma Ducoing, la enlutada madre del autor, lo ha acorralado con su perseverancia. No había resquicio para negarse. Percy, con cierta desidia, comienza a pasar las páginas. Y se enamora. No les cuento más. Léanla.

  • Recordación es una palabra fea. Se usa en publicidad para mencionar la inmortalidad de un anuncio. De todos los miles y miles de spots que vi en toda mi vida, hay uno en particular que ha resistido al paso de los años. Lo vi por primera vez cuando tenía 4 años. Hace exactamente 50 años. Lo pasaban en la antesala de Batman. El Batman original de los años sesenta con Fernando Rey interpretando al Guasón o Joker. El spot mostraba a un auto en una gasolinera que terminaba de llenar el tanque. Cuando el auto partía, tomaba velocidad, empezaba a elevarse igual que los aviones al despegar y se iba volando. La locución abría: “A su auto póngale Gasolina Conchan con Kilometane…”  Y cerraba al final: “Con gasolina Conchan su auto vuela como avión”.

  • Encontrar a Pito 30 años después y escucharlo hablar como cubano ha sido hilarante y al mismo tiempo entrañable. Al leer algunos de sus textos debo ser honesto y decir que está bastante loco. Pero, ¿quién de los ilustres miembros de la Sociedad de Caballeros de La Cuadra no lo está?. ¿Es acaso David menos cuerdo que Dicky o Pedrito (el chango)?. ¿No estaba Toño loco cuando regresó del Brazil y olvidó el español por completo durante 8 meses y un día llego al árbol hablando portugués?. Los hermanos Paiva, esos si que estaban locos de remate y el loco Homero y Pedro Orate y El Loco, a secas.¿No estaba bastante chiflado el Gordo Ricardo, cuando sacó los parlantes a la calle apuntando a la casa de La Afrodita, escuchando a todo volúmen la balada: “Todo se Derrumbó” después de pedirle que se acostara con todos los miembros de La Cuadra?. Como se explican que un hombre con el tamaño y corpulencia de un luchador de sumo, como Maks Kapetanovic, afirme con absoluta convicción que se limpió el poto después de expulsar seis kilos de materia fecal con un boletito de ómnibus. Eso es desafiar las leyes de la física y anular la razón de manera incurable. Y están los locos solapas, como Paco y Aurelio que eran unos perfectos incomprendidos por su refinamiento y serenidad casi subversivas, debo decirlo, algo gay. Si le prestamos atención a las profecías tecnológicas del negro Orlando podemos inferir que inventó el facebook 20 años antes que Zuckerberg y eso es una locura. No puedo dejar de mencionar a Marco Luces Delgado (su nombre lo dice todo). Él se empezó a volver loco cuando tenía 13 años y los chicos de su edad lo saludaban diciéndole: “Buenas tardes señor”. El era un niño viejo y usaba guayabera desde el nido. Marco sostenía que el apellido Luces era de origen griego, incluso intentó demostrar que Pitágoras apellidaba Luces, como el. Años más tarde cuando decidió estudiar medicina, se retractó y afirmó que, en realidad, el que apellidaba Luces era Hipócrates y no Pitágoras. Nunca olvidaré el viernes que 7 dementes le cayeron a Rosita la misma noche y fueron rechazados uno por uno. Esto pasó cuando “La Charcas” se puso brillo labial en la boca. Es importante mencionar a un gran patriota, oficial de la Fuerza Aérea, Chistian Amez Truado, también llamado cariñosamente “comegato”, quién cometió la locura de meterse a soldado en época del terrorismo y tuvo que aprender a sobrevivir en un planeta demasiado delirante para un habitante de La Cuadra. Es parte de esta cofradía Eulogio o Euloco, mi hermano de padre y madre, que se hace llamar Lolo. A sus puberes 13 años, tras haber libado un litro de Chachakula, se meo encima de unas niñas muy decentes, sin razón ni motivo justificado. La demencia equizode de Luchito Casanova era inquietante. Pocas personas al mismo tiempo pueden tener la inocencia de un monaguillo y la perversión de Anibal Lecter. Sólo comparable a esa tensión generada por Javico quien a pesar de su aparente calma parecía estar siempre metido en algo turbio. Un capítulo aparte es reservado para el gran Tito Martinez-Bordiu. Un aristócrata sacado de Un Mundo para Julius. Un amante de la vida que se creyó tanto el personaje que se había inventado, que terminó por convertirse en el. No muy diferente a los pacientes de patio que se creen Napoleón o el Gran Gatsby. Éste, es un loco literario, de esos que ya no hay. Debo decir que la locura es hereditaria y todos y cada uno de los sobrinos de La Cuadra: Nano, Caito, Happy, el Che, Nosferatu y su hermana chiquita, la pequeña Vanessa, han dado muestras de demencia inapelables. Finalmente está quién les habla, que por una razón incomprensible apodan El Loco, a secas, igual que a Lalo, el original Loco, hermano de David, que es el más lúcido de toda La Cuadra, gracias al prodigio de la psiquiatría. David siempre fue una persona integra y acostumbraba decirle a las chicas con las que salía: “Siempre sueño que me masturbo y de pronto aparece la virgen María, pero no puedo detenerme y cuando la doy, tomo su velo para limpiarme”.

     Juan Carlos Gómez de la Torre.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS