SUSCRIBIRSE

NARCOTIC

Músicos, actores y chefs le deben su carrera al manager de managers.

POR Redacción

La carrera de Shep Gordon nació el día que se fumó un porro con Jimi Hendrix. Además de representar al genial guitarrista, fue el factotum de Led Zeppelin, Michael Douglas, Sylvester Stallone, Alice Cooper, Mike Myers, Rachel Welch y el gran Groucho Marx, además de transformar a los Chefs en estrellas de la TV. Una historia apasionante.

“Me había quedado sin trabajo en Los Angeles,  subí al auto y comencé a transitar la ruta que me llevaba a Las Vegas para ver si podía conseguir algo. Cansado, paré en un hotel en medio del camino, cuando me preparaba para dormir oí a una mujer gritar. Al asomarme a la ventana, al lado de la piscina vi a un afroamericano encima de ella que gritaba. Bajé rápidamente y lo saqué de ahí. Ni bien terminé la acción, la mujer me gritó: “¿Pero qué haces?, a lo cual le contesté, “Te salvé. Este hombre estaba atacándote”. Ofuscada, me respondió: “estábamos a punto de hacer el amor”. Esta mujer era Janis Joplin y él, nada más y nada menos que Jimi Hendrix. Así nació mi carrera de representante”.

Foto vía: wedootv.com

Con este relato Shep E. Gordon confirma que estar en el lugar y en el momento correcto, permite que sucedan cosas increíbles. La historia obviamente continúa, ya que luego del entredicho, compartió un cigarrillo de marihuana (un porro, bah) con Jimi Hendrix y entre bocanada y bocanada, al comprobar que Shep era judío, le dijo sin titubear “deberías ser manager de artistas”. Al día siguiente le presentó al inefable Alice Cooper con quien, además de representarlo artísticamente, tiene negocios inmobiliarios y juega al golf.

Foto vía: wsj.com

Cuando el mundo artístico descubrió quién era Gordon y qué cosas conseguía para sus niños mimados, todos quisieron tenerlo. Y es así que representó, entre otros, a Led Zeppelin, a Teddy Pendergrass, a Michael Douglas (quien admitió que le ha contado cosas a Shep que no sabe ni su esposa), a Sylvester Stallone, a Mike Myers, quien lo define como “la mejor persona que he conocido”, a Rachel Welch y hasta el mismísimo Groucho Marx.

Foto vía: youtube.com

Luego de dejar la droga, inicia un camino espiritual que lo lleva a conocer el budismo. Hasta tal punto llegó su fama, que la primera gira del Dalai Lama por los Estados Unidos fue producida por Shep.

Foto vía: theguardian.com

Más tarde, Gordon pasó a gestionar la carrera de chefs como Emeril Lagasse, dando comienzo a los cocineros convertidos en celebrities. Si bien cocinar en televisión no daba dinero, Shep no pudo con su genio, montó un Canal de cocina las 24 hs. y les propuso a los chefs crear productos que se vendieran en las grandes cadenas de supermercados. Con eso solventarían sus programas. Así fue que nacieron las salsas, los aderezos y todo lo que nos venden hoy con nombre propio.

Foto vía: laweekly.com

Shep Gordon, 71 años, productor, su vida nos hace preguntar, ¿si no hubiese inventado a Alice Cooper, existiría Marilyn Manson? ¿si no creaba el canal de cocina, Master Chef hubiese sido posible? y tantos logros más de la era moderna. Tendemos a pensar que no.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS