SUSCRIBIRSE

NEGOCIO

Montgomery Ward era Amazon por carta.

POR Redacción
Trip to the mall

Todo empezó con una nota publicada en un diario allá por 1873. "¡Cuidado! ¡No sean clientes de Montgomery Ward & Co.! ¡Son unos vagos!"

El Chicago Tribune advertía a la población que esos “vagos” estaban llevando adelante una estafa a gran escala y que las víctimas eran unos pobres “ingenuos” que vivían en zonas rurales.

 

Fotovía: BBC Mundo

 

Aaron Montgomery Ward había repartido por la ciudad volantes con productos que estaban a precios irrisorios para la época y, para colmo, esos productos no se exhibían en ninguna vidriera, solo se podía acceder a ellos enviando correspondencia a una casilla postal. No era posible, no era viable, en esos años esas cosas no pasaban.

La idea de Ward fue sencilla, no tener locales, ni emplear intermediarios, eso era lo que abarataba los costos.

Tenía una ventaja, él había trabajado en una empresa que llevaba insumos para el campo a domicilio, y quien lo llevaba era el mismísimo Aaron, quien por entonces tenía 20 años.

 

Fotovía BBC Mundo

 

Es así que comienza a vender por correo, actividad que existía pero para pocos productos, la idea fue sencilla, vender por correo, pero muchos productos y con precios al por mayor, pero, para contradecir lo que sospechaba el Chicago Tribune, permitía a los compradores pagar el envío cuando llegaba y no por adelantado, si no les gustaba, o no era lo que querían, lo rechazaban y no pagaban nada.

Así es que Ward le regaló al mundo la famosísima frase "Satisfacción garantizada o le devolvemos su dinero".

Apenas dos años después de la denuncia del diario el folleto de Ward ya se había convertido en un catálogo de 72 páginas y más de 2000 artículos a la venta.

Por US$0.55 podías, por ejemplo, comprar 250 sobres de color canario o 12 docenas de pequeñas mechas de queroseno. Por US$6.50 podías darte el lujo de tener una manta de lana blanca extra grande y fina.

Aaron Montgomery Ward fue el precursor de un sistema de ventas que se replicaría en otras empresas del rubro hasta llegar a nuestros días, pero además, obligó, de alguna manera a que las empresas de correo mejoraran su servicio y las hizo ganar muchísimo dinero.

Fotovía BBC Mundo

 

Los catálogos duraron hasta que Montgomery Ward comenzó a abrir almacenes donde se exhibían los productos y desaparecieron en 1985.

Más adelante llegó internet, y con él Amazon, y después, en China los titanes del comercio electrónico, JD.com y Alibaba.

A tanto llegó el negocio que en noviembre pasado, Alibaba estableció nuevos récords en el "Día de los solteros", su mayor evento anual de compras, alcanzando US$1.000 millones en ventas en solo 85 segundos y casi US$10.000 millones en la primera hora de la promoción, eclipsando a los totales combinados de Black Friday y Cyber Monday en EE.UU.

El primero fue Aaron Montgomery Ward, el inventor del “llame ya” y las ventas por correo y todo comenzó con un trabajo de cartero.

 

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS