SUSCRIBIRSE

OH

“Mmm…creo que esta idea ya la vi”.

POR Andrés “Pirin” Maino

El 11 de marzo de 2011 un terremoto de grado 9 en la escala Richter, al que siguió un tsunami una hora después, generó la destrucción de la central nuclear de Fukushima. Las emisiones radioactivas alcanzaron el 40 % de lo que se produjo en Chernobyl y se extendieron por el interior de Japón. La estructura resistió porque había sido diseñada en base a los registros históricos de sismos y a las probabilidades más pesimistas . Pero la realidad superó a la estadística.

Cinco años más tarde, en marzo de 2016 en la ciudad de Tokio, a 280 kms de Fukushima, un grupo de jóvenes empleados de McCann Erickson desarrolló un robot al que acaban de nombrar Director Creativo de la agencia. El sistema de inteligencia artificial fue bautizado AI-CD Beta y su función es brindar propuestas basadas en el análisis lógico de datos. Este Arturito de la creatividad funciona así: primero se cargaron en su base de datos infinidad de anuncios de televisión japoneses de la última década.

Foto vía: amicsdelaterra.org

Con esos datos, se introduce en el sistema un tipo de producto o servicio y un rango de público objetivo. AI-CD Beta procesa toda esa información y mediante un brazo robótico que tiene en su extremo un pincel, de los que se usa en la caligrafía tradicional japonesa, escribe una serie de ideas básicas que debe incluir el spot. Este sistema basado en la estadística y la probabilidad sería capaz de identificar una campaña que ya fue presentada en los últimos 10 años. Algunos dicen que con su pincel trazaría: “Mmm…creo que esta idea ya la vi”.

 

Foto vía: softwarefocus.net

Cederle el control a un robot parecería la decisión más inteligente para no errar el tiro en los anuncios televisivos. Sin embargo, la televisión a la que estábamos acostumbrados está condenada a desaparecer a manos del on demand precisamente por no asumir riesgos, por ir a lo seguro, por no apostar más allá de los realities, de los programas de preguntas y respuestas y de los concursos de péguele un pelotazo al gordo. Acá y en la China. Y en el Japón también.

Foto vía: ampthemag.com

La creatividad es algo más que un estudio de probabilidades y una repetición de aciertos históricos. No es tan importante la originalidad de una idea como la identidad y la afinidad que genera con las demandas y los gustos de su tiempo. La creatividad también es pionera, porque es capaz de pronosticar y anticiparse a los cambios, a las nuevas tendencias. Y por sobre todo es una actitud de valentía. Los directores creativos más prestigiosos son también los que se animan, los que desafían los límites, los que reniegan de la lógica y la seguridad.

Foto vía: frelsitv.com

Cualquier humano, aun los directores creativos, saben que se aprende más de los fracasos que de los aciertos. Si lo sabrá Don Draper quien a lo largo de las 7 temp0radas de Mad Men nos demostró que se puede tocar fondo y volver a ponerse de pie innumerables veces ¿Cómo aprenderá entonces un robot infalible?

Foto vía: attn.com

A cinco años y 280 kilómetros de Fukushima los creativos japoneses confían la dirección de su agencia en una máquina que analiza probabilidades. No han aprendido que, muchas veces, la realidad supera la estadística.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS