SUSCRIBIRSE

ORIGIN

Hoy cumpliría 83 quien nos devolvió la Democracia en el ‘83.

POR Editorial

David Ratto es un prócer de la publicidad argentina. En 1983 dirigió ad honorem la campaña presidencial de Raúl Alfonsín que devolvió la Democracia al país. Es que David proviene de una familia vinculada al partido Radical desde el ámbito comunicacional.

Su abuelo había desempeñado tareas para el gobierno de Hipólito Yrigoyen y su padre, para el de Illia. Durante toda la gestión de Alfonsín, David ocupó el cargo de asesor en comunicación. “Ahora Alfonsín, el hombre que hace falta”. La gráfica empapeló la Argentina en 1983 con la imagen del candidato radical. El dedo apuntando al futuro. Y la frase.

Foto vía: blogsdelagente.com

El spot publicitario comenzaba con un fondo negro y al ras del suelo corrían unos nubarrones como los que habían oscurecido al país los últimos 7 años. En off se escuchaba un compendio de esos años resumidos en el llanto de un bebé, una sirena policial, referencias a la inflación, la represión, los despidos. Una puerta se abría en medio de tanta oscuridad y la locución sentenciaba: “Más que una salida electoral, es una entrada a la vida”. Entonces se escuchaba a Raúl Alfonsín recitando las últimas estrofas del Preámbulo constitucional.

La oblea RA, con el doble juego República Argentina /Raúl Alfonsín multiplicaba su pegatina en autos, carpetas estudiantiles, techos de los colectivos hasta persianas y puertas de algunas Unidades Básicas Peronistas, las casas de sus rivales.

En el 83, un hombre que hoy cumpliría 83 años fue el padre de la campaña que llevó a la presidencia al padre de la democracia argentina. Este prócer de la publicidad se llamaba David Ratto. David era, en realidad, una marca de batalla. Su primer nombre era Carlos, pero en Pueyrredón Propaganda, la primera agencia donde entró como cadete, ya trabajaban 4 Carlos, así que su segundo nombre reemplazó al primero.

Foto vía: magicasruinas.com.ar

David Ratto se convirtió en un verdadero referente de la publicidad, así que su historia es muy conocida. Fue uno de los pioneros en ganar premios internacionales, en consagrar a la publicidad argentina como una de las más respetadas del mundo. En el ’83, el publicista que hoy cumpliría 83, no imaginó hasta qué punto iba a ser recordado. A 12 años de su muerte, en medio de los cambios y la incertidumbre de la industria publicitaria, tampoco podría haber imaginado cuánto se lo extraña. El slogan que inventó para el padre de la democracia terminaría siendo, también, su mejor epitafio. David Ratto, “el hombre que hace falta”.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS