SUSCRIBIRSE

ROCK

Annie Leibovitz capturó los últimos 50 años como nadie en el mundo.

POR Gustavo Agüero

La historia de la fotógrafa que le sacó una instantánea a varias generaciones de rockers y celebridades. 

8 de diciembre de 1980, tres personas en un cuarto de hotel en Nueva York, dos mujeres y un hombre. El cuadro es el siguiente: hombre desnudo abrazando y besando a una mujer vestida, ambos tirados en el piso. La tercera persona, es una mujer retratando ese momento. Una de las mujeres es japonesa, la otra, americana, el hombre, inglés. Parece la descripción de una obra pictórica, pero no.

Foto vía: odaaniepce.com

John Lennon y Yoko Ono se retrataban juntos por última vez. La foto iba a ilustrar la portada de la revista Rolling Stone. Horas después, Lennon era asesinado por Mark David Chapman en la entrada del edificio donde residía, el Edificio Dakota. La Sociedad Estadounidense de Editores de Revistas eligió como la mejor portada de los últimos 40 años la foto RS de John y Yoko.

Foto vía: popsugar.com

Annie Leibovitz nació un 2 de octubre de 1949 en Waterbury, Connecticut. Estudió en San Francisco Art Institute, en un comienzo estudió pintura, pero inevitablemente su naturaleza, estaba marcada en reflejar momentos desde el universo fotográfico. Después de volver de un kibutz israelí a EE.UU en los años 70, el editor Jann Wenner de la emergente revista Rolling Stone, impresionado por su portfolio le ofreció trabajo. Al poco tiempo de entrar al medio y apenas con 23 años fue ascendida a jefa de fotógrafos de dicha revista.

Foto vía: buro247.ua

Annie Leibovitz también fue la autora de la última fotografía de Richard Nixon como presidente de EE.UU, tomada cuando subía al helicóptero que lo alejaba de la Casa Blanca.

Foto vía: static.animalpolitico.com

Acompañó a los Rolling Stones en su gira internacional 1975 por EE. UU y Canadá. Retrató más de 140 tapas de esta afamada revista. Fue la primera mujer en exponer su obra en la Galería Nacional de Retratos de Washington D.C.

Foto vía: puercomx.com

Además de ser la retratista por más de una década del mundo del rock, su arte la llevó a trabajar en otros medios como Vanity Fair. Sus honorarios? 2 millones de dólares al año.

Foto vía: vanityfair.com

Le pidió a Demi Moore que se desnude estando embarazada de 7 meses, llenó de sensualidad a Caitlyn Jenner, se atrevió a pedirle a la reina de Inglaterra que se quitara su corona, hizo que Whoopi Goldberg se metiera en una bañera llena de leche y que del cuello del mismísimo Leonardo Di Caprio colgara un cisne blanco.

Foto vía: santaeulalia.com

Su obra es tan prolífica como su talento, en realidad Annie es más reconocida por sus trabajos que por ella misma, sin embargo, seguramente todos vimos una de sus fotos. Sus retratos siempre tienen algo distintivo, como ver a Sting en medio del desierto desnudo en posición yóguica lleno de lodo o la primera foto oficial de la familia Obama en el cuarto verde de la casa Blanca.

Foto vía: pinimg.com

Su arte es el activador que determina el permanente llamado por sus servicios de distintas celebridades, como de diversos medios o productoras como Walt Disney, Vogue o el periódico The New York Times. Todo está en la composición, en la luz, todo está en capturar el momento que marca la diferencia y que nos cuenta algo interesante, de eso se trata el arte de Annie Leibovitz.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS