SUSCRIBIRSE

SPORTS

Qué irónico: el mundial 1970 trajo la TV color y todos los equipos la vieron negra.

POR Editorial

A pesar de que México había sido elegido como sede de las olimpiadas de 1968, fue elegido para organizar también el mundial de 1970. Lo que originó una polémica que encendió los comentarios y las protestas pero sin éxito. Con 56 votos a favor de México y 32 a favor de Argentina, los aztecas consiguieron organizar el mundial en reunión de la FIFA en 1964. Sin saberlo aún, Argentina perdería la primera de dos oportunidades de estar en la justa mundialista, la segunda se la quitaría Perú cinco años más tarde con un empate en Buenos Aires.

Si España ‘82 vió a un bisoño Maradona que brillaría 4 años después, Inglaterra ‘66 vió retirarse temprano a un jugador que se había esperado por años y del cual todo el mundo hablaba, un mundo habitado por Garrinchas, Clodoaldos y Rivelinhos, así entre esos mostros nacía Pelé y así se le esperaba para este mundial.

Pero no fue tan limpia su llegada. En el último partido de Brasil en 1966 Pelé salía lesionado y el mundo se paralizaba ante la posibilidad de un prematuro retiro. Sin embargo de que se descartó esto, otro episodio preocuparía al mundo futbolístico. Poco antes del mundial, el entrenador y seleccionador Brasilero de aquel entonces, João Saldanha, declaraba para la prensa local que Pelé sufría de miopía y una lesión terrible en la cadera, lo que originó la molestia del futuro rey y la salida del entrenador. Siendo remplazado por un, en ese entonces poco conocido, Mario Zagallo. El rey tenía poder.

El mundo lo esperaba y el rey llegó. Primer mundial televisado a color; por primera vez una marca, Adidas, se convertía en auspiciador oficial y presentaba además un balón especialmente diseñado para un mundial: la Telstar. El clásico balón de 20 paños hexagonales blancos, 12 pentágonos negros, figura clásica para representar a un balón hasta el día de hoy. Se inventaron las tarjetas amarillas y rojas a pesar de que no hubo ningún expulsado en este mundial. Y por primera vez se permitió la sustitución de jugadores durante el encuentro. La alfombra roja de ingredientes estaba lista para el rey, o rei.

Fue, a decir de muchos, el mejor mundial de la historia, coincidentemente el otro en discusión se celebró en el mismo país 16 años después y tuvo su personaje también, no un rey sino un D10s. Sin embargo, México ‘70 vió nacer al rey y a su corte. Brasil presentaba la mejor selección que ha visto ese país en la historia, no han sido olvidados los nombres de Leao, Carlos Alberto, Clodoaldo, Gerson, Tostao, Rivelino y Jairzinho entre otros mostros cariocas que tuvo este mundial. Pero la corte del rey no tenía solo jugadores Brasileros, la corte de aquel rey tenía figuras de todos los países. Jugadores de la talla de Beckenbauer, Rivera, Bertini, Cubillas, Banks, Müller estaban listos y armados para las justas.

Las batallas que se dieron fueron épicas y memorables. El mítico partido del siglo entre Italia y Alemania, considerado el mejor partido de todos los mundiales, veía a un Beckenbauer jugar sus últimos minutos con un cabestrillo sosteniendo su brazo lesionado. Brasil enfrentando a una sorpresa del torneo, Perú. Con una figura que casi eclipsó al rey  en algunos momentos del encuentro y, por tal osadía, pagó con la eliminación de su equipo. Teófilo Cubillas, junto a otro peruano presente a ese encuentro Ramón Miflin, se convertirían año más tarde en caballeros del rey en el Cosmos FC. Alemania se cobró la revancha de la polémica final del ‘66 frente a Inglaterra, eliminando al campeón defensor.  Brasil vengó  los llantos del Maracanazo 20 años antes contra Uruguay.

La final fue tan vibrante como esperada, dos potencias, Brasil e Italia, median sus fuerzas. Habían dejado grandes batallas atrás y se enfrentaban para decidir quién sería finalmente el campeón. Pero la batalla fue aplastante, 4 a 1 fue el final, sangre romana en el estadio Azteca. El favorito de todos derrotando al los descendientes del imperio romano, Brasil campeón y Edson Arantes de Nacimiento, el rey. O rei Pelé.

Un mundial transmitido a colores y sin embargo todos lo recordamos en blanco y negro.

Alex Arteaga L.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS