SUSCRIBIRSE

WILLY

Hace 45 años nacía "La gran Willy". Silencio por favor.

POR Jorge Passo
24 HORAS

Hace 45 años, en el mes de marzo, en una cancha de parquet en el viejo gimnasio del Hotel Provincial de la ciudad de Mar del Plata (por más que muchos digan que fue en el estadio de Obras Sanitarias), el más grande tenista de la Argentina, Guillermo Vilas, presentaba en sociedad un golpe, que horas después, un periodista llamado Carlos Tieri, bautizaría como, “la gran Willy”.

 

Contado, parece fácil, la pelota lo sobra por encima de la cabeza, Guillermo corre de espaldas a la cancha y hace pasar de un golpe la pelota entre sus piernas. Fácil, no. Eterno, único, si.

Gabriel García Márquez decía que la vida no es lo que nos pasa sino “lo que recordamos y como lo contamos”, y Vilas ha dado sus versiones del hecho.

“Antes no teníamos demasiados recursos para defendernos de este tipo de jugadas, y un día viendo un aviso de un whisky que se llamaba Old Smuggler, Juan Carlos Harriot, (quizás uno de los 3 mejores jugadores de polo de la historia) le pegaba a la pelota por debajo del caballo y para atrás.

 

 

Fotovía: SEC Post

 

 

 

Me cambié, fui a una cancha y me puse a practicarla, pero como el tenis era “un deporte de caballeros” que se miraban a la cara siempre, no la pude poner en práctica hasta que hubo que salvar un punto, fue contra un jugador que no tuvo demasiado brillo posterior que se llamaba Wanaro N Godrella en una exhibición”, contaba Vilas.

Tiempo después, en un torneo oficial, en Indianapolis la repitió contra Manuel Orantes quien se arrodillo frente a la red para aplaudir a su amigo Guillermo.

"Pobre Manolo, si no se corre le saco el pecho de lugar, creo que se arrodillo por que es un caballero, pero además para preservar su integridad física, iba fuerte"

"El gran secreto de este golpe es el timming y mirar donde está nuestro oponente, poner la raqueta apuntando hacia el otro lado y pegarle lo más en el centro posible", explica Guillermo, que hace ver lo dificil, fácil.

 

 

Hoy ese golpe, LA GRAN WILLY, es usado por tenistas, ya no para defenderse, sino para contragolpear al oponente.

Una leyenda nacía hace 45 años, alimentada por uno de los más grandes del tenis, Guillermo Vilas.

Maestro, chapeau

 

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS