SUSCRIBIRSE

WORLD

Ganó el primer Presidente redneck de la historia.

POR Editorial

El hombre del peinado estrafalario es dueño de una capacidad única para manejar los tiempos al aire, algo que envidian en secreto muchos de los grandes conductores de la TV norteamericana.

Este hombre hace de su vida un reality show, por eso diseñó una campaña política a su medida en la que todos (hasta el partido Demócrata), hablan solo de él. Aquí reside su fortaleza y lo que deja al desnudo el vacío de un sistema: ambos partidos no debaten ideas, ni proyectos. Los propios dejan que Donald conduzca este mamarracho televisivo y sus oponentes se dedicaron a enumerar el listado de males que sucedería si gana el Magnate. 

Foto vía: theartsdesk.com

Poco ha servido el esfuerzo por intentar frenarlo. Misógino, machista, verborrágico, controvertido, todo eso es Donald John Trump, y mucho más. El que según muchas encuestas está a un paso del salón oval y de cumplir un cometido más ambicioso aún: poner en ridículo el sistema político del país más influyente del mundo. Desde sus atolondrados y desmedidos comentarios, este hombre nacido en el barrio neoyorquino de Queens, ha puesto al desnudo todo lo que muchos dicen rechazar pero la gran mayoría de los Estados Unidos votaría. Tampoco nos rasguemos las vestiduras. Si George Bush (h) manejó la Casa Blanca durante dos eternos períodos, no debería sorprendernos lo que tantos temen.

Foto vía: thelostogle.com

Trump tiene una ventaja que está aprovechando y es que el voto no es obligatorio en el país del norte. Esto hace que los conservadores asistan más a las urnas. Siempre se dijo que la distancia que existe entre la Costa Este (con un estado como New York como emblema) y la Costa Oeste (California) es lo que hace que gane el americano a quien peyorativamente se le dice “redneck”, por sus cuellos enrojecidos de tanto trabajar bajo el sol, amante de la TV y su infaltable cerveza mientras mira un partido de Baseball. Lo que podríamos llamar “el efecto Homero Simpson”, ¿Por qué ese prototipo de hombre “del montón” de los EEUU no podría llegar a la Casa Blanca si ya llegó un afroamericano y está compitiendo con Hillary, que aspira a ser la primera mujer en sentarse en el Salón Oval?

Foto vía: univision.com

Nadie resiste a un archivo, como muestra la foto. Faltan horas para saber el desenlace, hasta ahora las diferencias no son significativas en las encuestas y ya algunos números hasta le dan a favor a Trump. En 1984, Charly García, un adelantado, hablaba de los “raros peinados nuevos”, no vaya a ser que el tema, 32 años después se ponga de moda en el gran país del norte.

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS