SUSCRIBIRSE

WORLD

Hace 170 años nacía el creador de la prensa amarilla.

POR Jorge Passo

Josep Pullitzer nació un 10 de abril de 1847 en Hungría y es uno de los mejores ejemplos de un dicho muy viejo que reza que “los enemigos se potencian, no se eliminan”. 

Tenía una idea distinta del periodismo para la época, a las noticias le sumó el entretenimiento y dio origen al “infotainment”. Noticias espectaculares, incluso algunas inventadas, tipografías gigantescas, crímenes, todo en el mismo diario.

Foto vía: brownstonedetectives.com

En determinado momento, Josep Pulitzer yWilliam Randolph Hearst, su “enemigo periodístico”, comenzaron a competir de manera agresiva. Pulitzer fue el primero en incorporar a las páginas dominicales una tira cómica: “The Yellow Kid” (“El chico amarillo”). Esa decisión daría origen al periodismo amarillo, que no refiere a las noticias que se publican. Hearst llegó a poseer un total de 28 periódicos, entre ellos Los Angeles ExaminerThe Boston AmericanThe Atlanta GeorgianThe Chicago ExaminerThe Detroit TimesThe Seattle Post-IntelligencerThe Washington TimesThe Washington Herald y su periódico principal The San Francisco Examiner.

Foto vía: comicartfans.com

La historia es más o menos así. En determinado momento Hearst, el rival de Pulitzer, le hace una propuesta económica al autor de la tira de The Yellow Kid. Una oferta que no podía rechazar.  Y el historietista se fue a trabajar al diario de Hearst. Pero el hombre había dejado mucho trabajo adelantado y Pulitzer continúa publicando El Chico Amarillo en el suyo. El hecho de que dos diarios importantes se pelearan de una manera tan baja, sacando ambos la misma tira, hizo que la gente popularizara el término “amarillo” para calificar al mal periodismo.

 

oto vía: thinglink.com

Cuando su vida se apagaba, Pullitzer construyó un edificio en la Universidad de Columbia destinado al estudio del periodismo, con una única condición: que se instituyera un premio a su nombre. La ironía del destino quiso que el padre del periodismo amarillo, pase a ser el calificativo del periodismo de excelencia. Algo que Pullitzer jamás se propuso.

 

Foto vía: svoboda.org

  • ¿ESTA NOTA TE GUSTÓ
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1
  • votos_r1_c1_s1

COMENTARIOS